Car. 43A No. 5A-90

Santiago de cali-Colombia
www.clinicarostroyfigura.com.co

Cel & Whats app: +57 301 2100259
Pbx: (57)(2) 519 00 00

Siguenos en
Donde estamos ubicados?

“Definitivamente, uno no tiene idea de lo que puede llegar a ser”

Así se expresa Amanda Vargas, quien es un gran ejemplo de superación y cambio. Al igual que muchas personas, Amanda se había acostumbrado a su apariencia física, a pesar de su abierta inconformidad con algunos aspectos. Como su mentón, por ejemplo. Así mismo, ciertas facciones de su rostro, le conferían un ceño adusto que la hacía ver malhumorada todo el tiempo. En cuanto a su cuerpo, ella se resistía a usar prendas escotadas, pese al calor y lo popular que es esta prenda en la ciudad de Cali.

El comienzo del gran cambio

Como enfermera jefe que es, Amanda un buen día presentó una entrevista en una prestigiosa clínica de cirugía estética. No fue elegida y en su lugar fue escogida otra mujer con una presencia más llamativa. Algún tiempo después la mujer seleccionada fue retirada del cargo y Amanda fue llamada a reemplazarla. Una vez que demostró sus capacidades profesionales, Amanda recibió una propuesta que le daría un vuelco total a su vida.

El cambio

La propuesta consistía en que accediera a someterse a una serie de cirugías plásticas y a cambio, ella sería la imagen de una campaña publicitaria. Amanda no tuvo que pensarlo mucho. Conocía muy bien la reputación y profesionalismo de quienes la intervendrían. El equipo médico estaba conformado por: el Dr. Carlos Mejía, Cirujano Plástico; la Dra. Francy Knudson, Cirujana Maxilofacial; el Implantólogo Dr. Carlos Egas y el Odontólogo Dr. Miguel Castro.

Fue así como Amanda se sometió a:

Remodelado óseo de la órbita de los ojos, rejuvenecimiento del tercio medio de la cara, elevación de las cejas, eliminación de la arruga del seño (neurotomía del corrugador), eliminación del exceso de piel del parpado superior (Blefaroplastia superior), remoción parcial de las bolsas de los ojos (Blefaroplastia inferior), prótesis del mentón, cirugía de la nariz, cirugía de las orejas, aumento del busto, liposucción en abdomen, espalda y caderas, injerto de grasa en los glúteos.

Y el trabajo de odontología constó de: Colocación de 5 implantes donde no había dientes, coronas unitarias sobre los implantes, tratamiento de endodoncia, diseño de sonrisa, blanqueamiento y cambio de calzas.

4 meses después

Cuatro meses después, mientras se miraba en un espejo, Amanda se resistía a aceptar que esa hermosa mujer que veía en el espejo, era ella. Ahora se veía con unos ojos más expresivos, una fina y proporcionada nariz, además de un mentón armónico con su rostro, una dentadura completa, pareja, reluciente, una sonrisa perfecta, una cintura y un busto bien formados y firmes. “Me tomo tiempo acostumbrarme a mi nueva imagen. Pero lo que quiero decirle, o mejor, preguntarle a todo el mundo, es si realmente alguna vez han tenido la idea de todo lo que pueden llegar a ser. Mi ejemplo es una muestra de que no hay ningún límite”

Eso, en lo que toca al aspecto físico. Porque Amanda fue descubriendo con el pasar de los días, que ahora le era mucho más fácil relacionarse con las demás personas. La gente se le acerca ahora con más confianza y sin ninguna prevención. “Me decían que dudaban antes de acercárseme por mi cara de brava, pero después de la cirugía, dicen que mi expresión es más dulce y por lo tanto ya no sienten ninguna aprehensión.”

Amanda, hoy

Hoy, Amanda es otra, aunque conserva su esencia. Ella siente que a pesar de haber sido toda su vida una persona segura de si misma, actualmente experimenta una verdadera renovación interior.

Amanda Vargas antes de las cirugías (FOTO) “Mi rostro malhumorado paso a ser agradable y lo mejor con un look muy natural”

 

Amanda Beatriz Vargas