Car. 43A No. 5A-90

Santiago de cali-Colombia
www.clinicarostroyfigura.com.co

Cel & Whats app: +57 301 2100259
Pbx: (57)(2) 519 00 00

Siguenos en
Donde estamos ubicados?

Jenny Milady Bedoya

Cuando una persona se hace consciente de que tiene una carencia o inconformidad con su física, generalmente, intenta solucionarlo. Es aquí donde la cirugía plástica cobra importancia y se convierte en una práctica deseada por muchos, ya que esta especialidad médica, está en capacidad de solucionar los defectos, suprimir complejos y subir la autoestima a quien lo considere necesario.

“Básicamente la inconformidad conmigo misma y la confianza que me inspiraron los profesionales que me intervendrían, me animaron a operarme el busto y la nariz” esta, es la razón principal que argumenta Jenny cuando habla sobre su decisión de intervenirse quirúrgicamente para cambiar el aspecto torcido de su nariz y realizarse un aumento mamario. Y confiesa que de necesitarlo volvería al quirófano sin ningún temor, pues esta segura del trabajo que realizan el Dr. Carlos A. Mejía y la Dra. Francy Knudson de la Clínica Rostro y Figura.

Lo más difícil para ella fue lograr convencer a sus padres, quienes tenían mucho temor de las operaciones. “Mi familia al principio no estuvo de acuerdo pero, era por falta de información; me tocó explicarles todo sobre cirugías plásticas y así pude tranquilizarlos, pero una vez salí del quirófano y ellos vieron el cambio, se sintieron muy contentos por mí y por mi nueva imagen”.

Para todo paciente que decide modificar o realzar una parte de su cuerpo, es muy importante contar con el respaldo y la opinión de sus seres queridos, y eso fue lo que obtuvo Jenny de su familia, lo cual le ayudó mucho en su proceso de recuperación y las opiniones positivas de sus amigos y pareja, la han hecho sentir cada día más segura y bella ante los demás.

Durante la primera semana de recuperación el dolor y algunas molestias acompañaron a Jenny. “Mientras estuve en la operación no sentí dolor alguno gracias a la anestesia, pero cuando desperté y me di cuenta de los cambios que había tenido mi cuerpo, fue inevitable sentirme algo incomoda y con dolor, pero yo me tomaba los analgésicos puntualmente y eso me ayudó mucho”.

A parte de tomar analgésicos para aliviar las molestias fue necesario estar en visitas regulares en la Clínica, para que supervisaran el post operatorio, retiraran los puntos y le realizaran una serie de masajes que fueron de gran ayuda para que ella se sintiera cada día mejor. “En la nariz casi no sentí dolor, fue una cirugía más fácil, lo único que tuve que hacer fue evitar la exposición permanente del sol durante tres meses y estar en controles en la Clínica”.

Como podemos ver, toda cirugía requiere de ciertas precauciones y de cada paciente depende el tiempo y éxito de su recuperación, además el contar con la dedicación de los doctores que intervienen en la cirugía es muy importante. Por este motivo la Clínica Rostro y Figura siempre esta al servicio de sus pacientes, para quienes dedican un cuidado especializado y un apoyo incondicional.

Jenny espero por más de un año cada cirugía y ahora que lo logro, se siente como una mujer renovada y segura, le agrada entrar en un almacén y poder comprarse una blusa bastante ajustada y con escote para lucirla ante los ojos de los demás.

A pesar de que se ha dicho muchas veces que el físico no es lo más importante de los seres humanos, no siempre la naturaleza proporciona a cada ser humano lo que desea y no todas las personas están conformes con su cuerpo. En todo caso, la cirugía estética es sólo una alternativa que brinda la posibilidad de generar bienestar y satisfacción a quienes consideran que un cambio los puede hacer sentir mejor.

Por esta razón la Clínica Rostro y Figura se esfuerza cada día para darle plenas garantías y satisfacción a todos aquellos que decidan intervenirse quirúrgicamente, además cuenta con la certificación ISO 9000 que proporciona total confianza y calidad en este centro médico, y nos demuestra que en esta institución podemos contar con los mejores profesionales.